Papa agradece buena actitud de mexicanos ante migrantes

Ciudad del Vaticano.- El Papa Francisco alabó la actitud del pueblo de México ante la caravana migrante que atraviesa su territorio con destino a los Estados Unidos, reveló hoy el embajador mexicano ante la Santa Sede, Jaime del Arenal Fenochio.

El pontífice manifestó su aprecio por la solidaridad de los mexicanos durante un encuentro con el diplomático que tuvo lugar el pasado sábado en el Palacio Apostólico del Vaticano.

“Mostró su preocupación por la caravana migratoria que está cruzando el país. Me dijo que estaba muy complacido con la actitud del pueblo mexicano hacia ese fenómeno, reconoció que se portó muy bien, así me lo dijo literalmente”, reveló el diplomático en declaraciones a Notimex.

Precisó que el Papa mostró también estar “enteradísimo” sobre todos los detalles con respecto a la caravana migrante y destacó especialmente el rol de la Iglesia mexicana en la atención a los caminantes.

Cumpliendo el añejo protocolo papal, el embajador acudió en “visita de despedida” al líder católico, a pocos días de concluir su misión. Durante el encuentro estuvo acompañado por su esposa.

Sostuvo que la cita “fue muy cordial” y el obispo de Roma le dedicó un tiempo pese a la abultada agenda que tuvo el sábado, la cual incluyó una audiencia con los socios del Movimiento Apostólico Ciegos y al entrega del premio de teología “Joseph Ratzinger – Benedicto XVI”.

Entre otras cosas, del Arenal le aseguró al Papa que al final de su servicio dejaba la relación entre México y la Santa Sede “en muy alto nivel”, recordándole el cumplimiento de un intenso programa con motivo del 25 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre ambas partes.

Incluso habló de la “joya de la corona” de ese programa: un coloquio sobre migración con la presencia del secretario de Relaciones Exteriores mexicano, Luis Videgaray Caso, y del secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, que se llevó a cabo en la Casina Pío IV del Vaticano el 14 de junio pasado.

“También me dijo que estaba pidiendo a la Virgen de Guadalupe por el pueblo de México. A nombre del gobierno mexicano le regalé una impresión, una litografía de la imagen guadalupana que recibió con mucho gusto”, señaló del Arenal.

“Me garantizó que iba a seguir rezando por México, yo le insistí que rezara por nuestro país, por nosotros. Al final, muy enfáticamente me pidió: por favor, recen por mí”, añadió. El Papa y el embajador se tomaron la foto del recuerdo y luego se despidieron.

En los próximos días concluirá formalmente la misión diplomática de Jaime del Arenal Fenochio, quien presentó sus cartas credenciales al Papa Francisco poco más de un año atrás, allá por el viernes 1 de septiembre de 2017.

emc

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *