Ordenan suspender construcción del aeropuerto de Santa Lucía

Ciudad de México.— La orden judicial, dictada por el Juez Quinto de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México en uno de los juicios de amparo promovidos por #NoMásDerroches, establece a las autoridades responsables mantener las obras del Aeropuerto Internacional de México en Texcoco (NAIM).

El Poder Judicial de la Federación ya había otorgado suspensiones definitivas en seis ocasiones en contra de la construcción del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (AISL), sin embargo, condicionaba el desarrollo aeroportuario a que se obtuvieran todos los permisos ambientales, de seguridad, viabilidad aeronáutica, etc.

Es decir, una vez obtenidos todos los permisos y estudios en dichas materias que, en su mayoría, dependían de la propia Administración Pública Federal, estaría el Gobierno en posibilidad jurídica de iniciar la construcción del aeropuerto sin importar que los juicios de amparo no hubiesen concluido aún.

Te puede interesar Sobre Santa Lucía, el “plan B” es…

Con esta nueva medida cautelar obtenida por #NoMásDerroches, la construcción del AISL tendrá que esperar a que se resuelva el juicio de amparo de manera definitiva. Lo anterior es acorde con lo que ha venido solicitando el colectivo desde un inicio: antes de iniciar la construcción de Santa Lucía y el desmantelamiento de las obras en Texcoco, el Poder Judicial de la Federación debe determinar si la decisión del Gobierno cumple con los principios constitucionales de eficiencia, eficacia, economía, transparencia y honradez en el gasto público, como lo indica el artículo 134 de la Constitución.

Te puede interesar Amparos retrasarían aeropuerto de Santa Lucía hasta 2022

Por medio de argumentos jurídicos, #NoMásDerroches ha exigido la cancelación del aeropuerto en Santa Lucía y la reanudación de un proyecto en Texcoco, a través de contratos celebrados con empresas calificadas y honestas, y por medio de licitaciones transparentes y rigurosamente vigiladas tanto por las autoridades como por la ciudadanía.

ebv

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *