Estudio revela que aborto no disminuye mortalidad materna

Ciudad de México.- Un estudio internacional elaborado por el Instituto Melisa en colaboración con universidades de Estados Unidos, México y Chile determinaron que los estados de la República Mexicana que tienen leyes que defienden el derecho a la vida o que no han despenalizado la práctica del aborto, registran menores tasas de mortalidad materna respecto a los estados con leyes más permisivas.

Esto quiere decir que las reducciones de esos índices de mortalidad están asociadas no sólo a legislaciones menos permisivas a la cancelación del embarazo, sino en forma muy importante a la generación de políticas públicas en materia de salud materna y a la construcción de entornos sociales.

Salud materna en Nicaragua, ejemplo para América Latina

Elard Koch, autor principal de la investigación y director del instituto Melisa, sostiene que una correlación epidemiológica no necesariamente implica una causa, pues las diferencias de mortalidad parecen explicarse por otras variables que impactan directamente la salud materna, la mayoría de ellas mejor distribuidas en varios estados mexicanos con leyes más favorables para el no nacido.

Agregó que la investigación reveló que en los estados donde hay mayor acceso a los servicios de educación para las mujeres, atención a problemas de salud materna como cuidado prenatal, atención profesional del parto en instituciones de salud, acceso oportuno a cuidados obstétricos de emergencia y para embarazos de alto riesgo reducen la mortalidad materna.

Este estudio que analizó a los 32 estados de la República Mexicana confirma que las entidades con leyes favorables a la protección de la vida y menos permisivas hacia el aborto redujeron un índice de mortalidad materna en un 23% global y hasta un 47% menos por complicaciones del aborto.

El 9 de mayo será Día Nacional de la Salud Materna

Destaca el caso de la Ciudad de México, donde desde 2007 tiene una de las leyes más permisivas de aborto y que exhibe uno de los más altos índices de mortalidad materna -de 61.9 y 48.7 por 100 mil nacidos vivos por ocurrencia y residencia, respectivamente-. También es el estado con mayor violencia de la pareja contra la mujer.

El análisis, realizado por el Instituto Melissa con sede en Chile y que se dedica al estudio de la salud materna, embrionaria y fetal desde una perspectiva epidemiológica y biológica- comparó un indicador estándar conocido como razón de mortalidad materna en 18 estados con legislaciones menos permisivas, de ellos 17 con reforma constitucional que protege el derecho a la vida desde su inicio en la fecundación, y 14 estados con legislaciones más permisivas, durante un período de 10 años, entre 2002 y 2011.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *